viernes, 31 de enero de 2014

El sentir de una sumisa.

Un bonito texto anónimo y modificado por nosotras; moon y flava; para que podáis comprender el sentimiento de una mujer sumisa.

     Soy una mujer sumisa. Encuentro mi placer y mi goce en ser sumisa en una relación de pareja. No soy débil o estúpida. Soy una mujer fuerte, con carácter, con pensamientos claros y un concepto bien definido de como quiero que sea mi vida. No sirvo a mi Amo por ser débil sino por mi fuerza, mi orgullo y porque Él es el único que es capaz de doblegarme, al que le cedo mi voluntad.

     Busco en mi Amo todo su amor y protección, ya que nunca me siento tan llena como cuando Él está conmigo. Sé que Él protegerá mi cuerpo, mi mente, mi alma, con suma inteligencia. Él lo es todo para mi y yo lo soy todo para Él, de igual forma. Su tacto me despierta y sus pensamientos me liberan. Sólo sirviéndolo me siento completamente feliz.

     Sus castigos son duros, pero los acepto gustosamente sabiendo que siempre busca lo mejor para mi. Si desea mi cuerpo, se lo doy, satisfecha, y me da un enorme goce saber que estoy haciéndole feliz. Sin embargo, el placer carnal es sólo una faceta de nuestra relación. El amor, la confianza, el compartir, también conforman una parte muy importante.

Las lunas del Sir, cortesía de flava.
     Mi cuerpo es suyo, y si Él dice que es bonito, lo es. No importa como me vean los demás, soy bella a sus ojos, y por eso camino con la cabeza bien alta, porque ¿quién puede decir que mi Amo no está en lo cierto cuando dice que soy bella?

     Si me dice que soy su princesa, lo soy. Si me dice que soy su juguete, lo soy, su gata, su puta, su felpudo, lo soy, tan sensual y lasciva como Él me desee, y si otros no lo ven es que están ciegos o no saben ni reconocerlo.

     Mi mente es suya, y sólo Él la conoce por completo. No tengo secretos para Él, porque los secretos me apartarían de ser suya en cuerpo y alma. Los secretos pondrían una barrera entre mi Amo y yo, y no quiero ninguna barrera entre nosotros. Sus enseñanzas no son algo que yo busque o imagine, son algo que ha decidido que yo necesito y aprendo de Él y por Él .

     Mi alma es suya, tan desnuda como puede estarlo mi cuerpo cuando estoy postrada a Sus pies. No hay un sólo momento en el que no note su presencia, incluso cuando no esta conmigo sigue en mi mente. El desconcierto de mi alma, cuando lo enfado, es peor que soportar la angustia física que siento de algún castigo.


    Paso lo días sabiendo que la energía y la fuerza que pone en nuestra relación, es beneficiosa tanto para Él como para mi. Su parte al igual que la mía es dura, y le agradezco enormemente Su atención y apoyo. Por mi parte me dejo llevar, sentir, experimentar... Soy su placer y su responsabilidad y así me trata.

     Soy una mujer sumisa. Estoy orgullosa de serlo. Mi sumisión es un regalo que no doy a la ligera sino que sólo puedo dárselo a alguien que realmente lo aprecie, lo comparta y lo recompense. Sólo a Él me entrego por completo porque así lo siento y lo necesito.

En resumen: soy una mujer sumisa, que disfruta y aprende de la mano de Su Amo.

miércoles, 29 de enero de 2014

Los estafadores emocionales.

Los estafadores emocionales son personas que aparentan ser lo que no son, jugando sin escrúpulos con los sentimientos y expectativas de otras personas y entre ellos los hay con una gran habilidad, son verdaderos virtuosos de la manipulación y el engaño.

Son maestros del disfraz, aparentando ser dignos de total confianza. Como leones en la estepa, estudian el entorno y buscan aquellas presas fáciles. Son expertos en detectar a mujeres que están pasando un momento difícil de sus vidas, que se encuentran heridas emocionalmente y que buscan algún tipo de vía de escape. Principalmente sin experiencia y fáciles de deslumbrar. Su objetivo es seducirlas a toda costa y se adaptan perfectamente a las circunstancias: dirán lo que sea necesario decir. Las harán sentir princesas, les dirán que nunca han sentido lo que ellas les hacen sentir. Les dirán que son lo mejor que han visto nunca. Que son “auténticas”, sin importar conocerlas apenas. También renegarán de sus otras relaciones, aunque eso sí: la víctima de turno deberá de mantenerse oculta.

No tienen reparos en fingir un amor que no sienten, ni sentirán. En cierta forma, su perfil se aproxima bastante al de un psicópata.

Una vez logrado su objetivo, la víctima se convierte en un lastre y a partir de ahí, los caminos que siguen pueden diferir, pero por lo general suelen optar por mantener “el pez en el anzuelo” mientras que este no cause demasiados problemas. Siempre suelen culpar a la otra parte de la ruptura, incluso si tienen la suficiente habilidad son capaces de “empujar” a la víctima hacia ella: lo que sea necesario para poder seguir manteniendo su ilusión de persona íntegra. Otra opción es culpar también a otras personas.

Suelen así mismo tomarse su tiempo en mantener el pez en el anzuelo de una u otra forma, para impedir que se les escape, impidiendo de esta forma que la persona estafada emocionalmente pase el debido y necesario duelo sanador: esto potencia su ego y les permite tener siempre un bote salvavidas a mano.

Lamentablemente, los estafadores emocionales son un cáncer de la propia sociedad humana. No son algo exclusivo de nuestro mundo, pero sí es cierto que es un fenómeno que se ve exponencialmente aumentado por internet. La propia red les ampara, les da cobijo y protección, al tiempo que les permite disponer de los disfraces necesarios. De alguna forma, les permite hacerse con una “reputación” virtual que puede ser absolutamente falsa que les ayude en su inmoral tarea.

Los efectos en las víctimas son devastadores. Tras el subidón emocional que les regalan, llega el momento de la desolación y el abandono. Se quedan en un limbo de descontrol emocional, de sentimientos de fracaso, de culpabilidad, de “no saber qué pasó” que cuesta mucho superar.

¿Merece la pena destrozar así a una persona tan solo para poner una muesca más en su pene?

 Para ellos, sí.

¿Se pueden reconocer de alguna forma?

Aunque hay algunas señales que podrían evidenciar que estamos ante un estafador emocional, no es nada fácil descubrirlos hasta que la presa muerde el anzuelo. Y muchas veces no son ellas mismas las que se dan cuenta, atrapadas en la tormenta emocional en la que son abandonadas. Son personas amables, seductoras, aparentando una gran seguridad en sí mismas. En el BDSM encuentran la coartada perfecta para sus deseos de poder, control y autogratificación.

¿Cómo protegerse de ellos?

La única forma de protegerse mínimamente de ellos es tener el conocimiento de que existen y son reales. Esto ayudará a mantenerse alerta. Además, es importante no perder de vista la realidad y basarse en hechos más que en palabras. La sensatez es una buena herramienta para todo: es la navaja multiusos de la mente. No parece nada sensato que alguien se enamore o quede prendid@ de “nuestros encantos” de buenas a primeras, esto es algo que requiere de cierto tiempo. Desconfíen si intentan mantener oculta su relación ante alguien o ante los demás (por ejemplo: comportándose de forma diferente con usted en público o en privado, no dejando rastros de su relación…). Aquí, en sométeme, pregúntense por qué, si sabe que es usted una persona real y que tanto significa para él no le avala o valora en su perfil.

¿Cómo superarlo?

Lo primero, es tomar conciencia plena de que ha sido víctima de una estafa emocional. Eso significa darse cuenta que esa persona que usted cree no existe realmente. Sólo es un espejismo de su mente, creado por un maestro de las ilusiones. Sólo era un disfraz diseñado para estafarla. Jamás sintió nada por usted, más que su propio interés enfermizo y egoísta. Dado que difícilmente les permitirán superar su duelo, les sugiero que lo cierren ustedes mismas. Pueden hacerlo mediante una última comunicación a la que no admitirán respuesta (y si llega, elimínenla) en la le declaren que está oficialmente muerto para usted. En un mundo ideal, sería conveniente la denuncia pública de esta persona, siempre que esté usted dispuesta a asumir el acoso y la culpabilidad a la que será sometida. Sin duda, su denuncia sólo servirá para inmolarla a usted. Pero servirá para que quizás otras personas en su misma situación den un paso adelante y consigan cambiar las cosas. Pero ya sabe: será culpabilizada, puede que insultada y hasta ridiculizada por ello. Así que esta vía es poco aconsejable.

Lo más importante es darse cuenta de que, pese a que los sentimientos de usted hacia esa persona eran sinceros, intensos y puros, éstos no fueron ni serán correspondidos jamás. Usted pudo AMAR con toda su alma, pero no fue así por la otra parte. Esa persona que usted lucha por desterrar de sus sentimientos JAMÁS existió.


Dragón.


lunes, 27 de enero de 2014

raquel del LI al LV.

LI

Estoy paseando con Mambo
y envidio su collar.
Algún día pasearé contigo.


LII

¡No podías haberme hecho
un regalo mejor!
Me pierdo entre tus versos,
como una niña,
hasta que llegas tú
que, con paciencia,
me indicas el camino.
Vivo en tu libro.
Bailo para la luna y para ti.
Viajo contigo a Marrakech
y escucho las historias que nos cuenta
el contador de cuentos en la plaza,
y el Bósforo estará en mi garganta
esperándote siempre.
Siento que ya he vivido
todos esos momentos
y quiero revivirlos cada día.
No podías haberme hecho
un regalo mejor.
¿Estaré yo a la altura?


LIII

Siento que cada día
soy más como tú me deseas.
Me gusto para ti.
Tus palabras me llegan.
¿Te llegarán a ti las mías?


LIV

¿Cuánto más?
¿Años? ¿Meses? ¿Días?
Es posible que ya nunca hablemos más,
que sigas en manos de ladrones, banqueros, abogados, jueces, petimetres del
                      tres al cuarto que te robaron la inocencia que posaste en sus manos,
                      que abandonaste en sus manos pensando que no ibas a encontrar
                      nada mejor,
porque hacía años que creías que Dios te había abandonado,
que te había dejado sola,
y pensaste que nada merecía la pena,
ladrones, banqueros, abogados, jueces, petimetres del tres al cuarto que te
                     usaron, te azotaron y gozaron de ti, te llenaron de semen, te
                     mojaron, alejándose de tu mundo hermoso de doncella hermosa,
                     de impagable doncella que irradiaba ternura con su sonrisa
                     mágica de querubín celeste.

Es posible que ya nunca hablemos más,
lo espero cualquier día,
y te lo digo ahora que mis manos exprimen el semen más puro que hayas
                    probado jamás, el sabor que te alimenta y, mientras, me alimenta a
                    mí también; y te lo digo ahora, que estamos en la cama; te lo digo
                    ahora que estamos en la cima, en lo más alto, en el momento más
                    pleno de un encuentro que ha sufrido vaivenes, toboganes y
                    columpios, que ha sufrido el descenso a los infiernos;
y te lo digo ahora, Eloísa, que me has pedido que te deje ser mi puta;
y te lo digo ahora, Beatriz, que me has acompañado al paraíso;
y te lo digo ahora, Raquel, que estamos en el paraíso.

Es posible que ya nunca hablemos más.


LV

Ven conmigo,
déjate llevar por este sueño absurdo
que estamos viviendo
entre acordes de piano
y botellas de cava.
Ven conmigo y no mires atrás.
Todo lo que has vivido es mentira;
todo lo que he vivido lo es también.
Ven conmigo
y déjate llevar por este sueño absurdo
que nos mostró Paolo Conte
en aquella canción que escuchamos los dos
cuando aún no sabía
que te estaba mostrando nuestra vida.
Ven conmigo,
creemos nuestro mundo.
Lo absurdo de la vida que llevamos
se fragmenta en los mapas,
se demuestra en los mapas.
Creemos nuestro mundo,
este mundo que ya se anticipó
en los viajes de mi padre a tus islas,
sólo por eso,
por crear nuestro mundo,
nos merece la pena seguir vivos.
Ven conmigo.

Te mostraré el camino.


Aklan.

Maikel_Knight.




domingo, 26 de enero de 2014

A ti que te lo haces.

A ti que te lo haces
de baile de disfraces cada día,

a ti que te lo montas
de niña tonta en medio de una orgía,

a ti que me has ganado
con un naipe marcado la partida,

a ti que te has colado
en el coto privado de mi vida.

A ti que aun no sabes
los besos que te caben en la boca,

a ti que has comprendido
que a veces el olvido se equivoca,

a ti que has preferido
vivir como si nada fuera eterno,

a ti que que has compartido
conmigo una almohada en el infierno.

A ti que has decidido no prestar atención
a frases del tipo “ese menda va ser tu ruina”.

A ti que has detenido con un beso el reloj,
a ti que me enfermas,
a ti que eres mi envenenada medicina.

A ti que vas deprisa
por miedo a que la risa se marchite,

a ti que te diviertes
jugando con la muerte al escondite,

a ti que has levantado
el árbol de tu nido en el tejado,

a ti que has dirigido
la flecha de Cupido a mi costado.

A ti que has decidido no prestar atención
a frases del tipo “ese menda va ser tu ruina”.

A ti que has detenido con un beso el reloj,
a ti que me enfermas,
a ti que eres mi envenenada medicina. (J.Sabina)
 

lunes, 20 de enero de 2014

LAS GRACIAS DE LA QUE ADORA...


Ese color de rosa y de azucena
y ese mirar sabroso, dulce, honesto,
y ese hermoso cuello, blanco, inhiesto,
y boca de rubíes y perlas llena;
 la mano alabastrina que encadena
al que más contra Amor está dispuesto,
y el más libre y tirano presupuesto
destierra de las almas y enajena.
 es una flor!........anda chupando miel.
 Era rica y hermosa primavera,
 cuyas flores de gracias y hermosura
 ofenderlas no puede el tiempo airado;
 son ocasión que viva yo y que muera,
 y son de mi descanso y mi ventura
 principio y fin,
 y alivio del cuidado.
Para mi preciosa flor... de su Dueño.

Sumisa, un estado de mi alma.


Necesito el roce de tu piel sobre la mía,
encendiéndome como sólo tú sabes hacer.
Recorriendo cada parte de mi ser,
deshaciéndome en placer...


Todo lo que soy te pertenece, 
tanto mi cuerpo como mi mente.
Dispón de lo que necesites,
para hacer lo que en cada
momento deseas.


Todas las piezas del puzzle 
que hay en tu imaginación
las tienes en tu sumisa.
Móntalo, desmóntalo
colorealo, recolocalo,
es tuyo.

En el abismo de la oscuridad,
soy una sumisa inteligente
entregada al instinto de mi Amo.
Aunque los demas no me entiendan
ni soporten lo que soy
mi Dueño siempre estará a mi lado.

Sirva de precedente.

Por una vez hice lo que tenía que hacer
 sin contrabando de etiquetas, 
por una vez viajé donde debía viajar
 sin doble fondo en las maletas.
Por una vez crecí como la gente 
desde el genoma hasta mi yo más mío,
por una vez, sirva de precedente,
no hice bromas al borde del hastío.
Por una vez,
 al fin de la jornada,
me atreví a tutear a la almohada
 con solvencia de experto cirujano,
por una vez no se me vio el plumero
y ejercí de oficial y caballero,
como quien doma un corazón villano.

J. Sabina.
 

Doble o nada.

Doble o nada a la carta más urgente sin código,
 ni tribu, ni proyecto,
mi futuro es pretérito imperfecto,
mi pasado nostalgia del presente.
No tengo más verdad que la que arrasa
corrigiendo las lindes de mis venas
Por diseñar castillos sin almenas perdí,
otra vez, las llaves de mi casa.
Veranos de buen vino y mala sombra,
de confundir enanos con molinos,
de viajar al abismo con alfombra.
Es hora de volver a la autopista por donde van,
 burlando sus destinos,
el zángano, el adúltero, el ciclista.

J. Sabina.

 

domingo, 19 de enero de 2014

raquel del XLVI al V.

XLVI

El examen muy bien.
Han pasado unas horas
y tú has sido el único
que se ha interesado.


XLVII

Ya he hecho la chapita. Es preciosa.
Con tu nombre y el mío chiquitito:
shamra de Aklan.
La luna de los árabes,
la luna esclava tuya.
¡Estaré tan contenta
cuando pueda llevarla!
No miraré atrás, sólo a ti.
Sólo lo que tú quieras.


XLVIII

Me tumbo en el sofá
y me quedo dormida.
Hace calor.
No sé el tiempo que pasa.
Y me despierta un lametón
de Mambito en la cara.
Y me pongo a pensar en el futuro,
en cómo te despertaré
cuando estés acostado, descansando.


XLIX

¿Quieres jugar conmigo?
Lánzame un juguete. Iré a recogerlo.
¿Quieres jugar conmigo?


L

¿Te gusta el almogrote:
queso asado con mojo?
¡Qué bueno me ha salido!
Soy buena cocinera
y tú me enseñarás lo que te gusta.
Cuando salgas a divertirte,
si quieres te estaré esperando
a la hora que llegues
con la comida preparada,
por si quieres comer algo antes de acostarte.



Aklan.

sábado, 18 de enero de 2014

Relato entre todos y en directo en #AndaluciaBDSM I.

<Sureste> Érase una vez que se era...una hermosa princesa...
<MooN> con la boca de fresa y francesa...
<Darkbondage>  a las que a los príncipes y plebeyos se la ponía...
<MooN> tiesa...
<Sureste> pero por los besos de la princesa, que sino con este frio a cualquiera se le empina
<Darkbondage> y la bella princesa, tan bella tan bella era, que ningún príncipe se atrevía a llevarla a la era…
<Darkbondage> al observar sus ojos…
<Darkbondage> a todo caballero le entraba temblaera
<Sureste> pero era por sus ojos de dominante
<Sureste> a todos los caballeros les temblaban hasta los huesos...
<Darkbondage>  eso tendríamos que consultarlo con el guionista
<Sureste> era una princesa muy hermosa
<Sureste> aunque tremendamente dominante y caballero que veía lo hacía que se postrara a sus pies
<Darkbondage> a la que todo falo le parecía poca cosa
<Sureste> y se sentía triste por eso mismo, no encontraba una cosa a su medida
<MooN> pero un día, llego hasta su reino...
<Darkbondage> llego al reino un apuesto caballero
<Sureste> ese apuesto caballero era diferente a los demás
<Sureste> tenía algo, uhm no sé, algo extraño
<Darkbondage> tenía un aura un tanto misteriosa
<Sureste> pero como era nuevo tuvo que hacer todo lo que los demás hacían
<Sureste> postrarse ante la princesa y besar sus pies
<MooN> y lamerlos...
<Sureste> pero este caballero era tan especial que se atrevió a tocar con sus manos los pies de la princesa
<Sureste> y eso la enfureció
<Sureste> hasta tal punto que llamó a sus sirvientes y cogieron a ese caballero
<Sureste> y lo ataron a un palo con la intención de usar el látigo de la princesa
<Darkbondage> se creó una gran expectación ya que nadie antes se había atrevido ni siquiera a mirar a a sus ojos y mucho menos tocar sus pies
<Sureste> la princesa hizo que le desgarraran la camisa que el caballero llevaba puesta
<Sureste> y así desnudo como estaba y de espaldas la princesa le iba a hacer pagar esa ofrenda
<Sureste> pero algo la paró
<Sureste> justo en el primer latigazo observó la gran dureza de su miembro viril del caballero
<MooN> la princesita sorprendida...
<Darkbondage> la princesa sorprendida no podía dejar de mirar hacia su entrepierna
<Darkbondage> y se preguntaba como a cada latigazo este se ponía mas erecto
<Darkbondage> y porque ella se ponía a su vez mas húmeda a cada chasquido del látigo
<Sureste> pues ya llevaba algunos y no se lo podía creer lo dura y larga que la tenía
<Sureste> para estudiar el caso en concreto, decretó que lo llevaran a sus aposentos
<Sureste> mal herido y casi inconsciente fue llevado a la cama de la princesa, allí en lo alto de la más alta torre
<Darkbondage> y que fuera colocado en un potro atado de manos
<Sureste> la princesa se mordía el labio inferior de la tremenda excitación que llevaba
<MooN> la princesa preocupada por el estado en el que estaba el caballero, limpio y curo cada una de las cicatrices...
<Sureste> a lametones querida MooN
<MooN> obvio querido Sureste...
<Darkbondage> y el contacto con la sangre de este le producía un tremendo ardor
<Sureste> cada herida que veía herida que lamia, eso la excitaba enormemente


Continuará…

viernes, 17 de enero de 2014

Toma de Contacto

Córdoba 9 de la mañana:, el sol empieza a despuntar en la bella ciudad y como todos los martes Eli se levanta de la cama dispuesta a ir a clase de inglés, y en su mente hay algo que la inquieta, que la trae un poco nerviosa, hoy después de la clase de inglés se va a encontrar con ese chico tan misterioso e interesante, ese chico dominante que la lleva inquietando desde hace unos días.

Eli es una joven alemana, rubia de grandes ojos verdes, universitaria en tercer año de carrera, tiene 22 años y es muy alocada, le encanta la música y cantar, salir con sus amigas, el deporte y las locuras, a pesar de ser alocada es muy responsable con su trabajo y una de las mejores chicas de su clase, pero en esta chica de apariencia dulce hay algo mas, tiene unos gustos un poco peculiares en lo que al sexo se refiere, unos gustos muy especiales.

Son las 9 de la mañana y Eli se pelea delante del espejo con su pelo antes de ir a inglés - Por qué tendré este pelo tan difícil? ¿me cojo una coleta? no, mejor me lo dejo suelto, ¿y si me cojo trenzas? al otro lado del pasillo su compañera de piso Lara le grita:

- Nena, ¿quieres salir de una vez del baño?

Rápida y veloz Eli opta por recogerse en pelo en una coleta, se pone unos vaqueros desgastados y una camiseta, coge sus libros y deja el cuarto de baño libre a Lara.

La clase de inglés pasa lenta, Eli no puede dejar de pensar en lo que va a ocurrir después, ¿cómo será en realidad ese chico? No puede dejar de sentir curiosidad, mucha curiosidad y a la vez algo de miedo, la llamada de la profesora la saca de sus pensamientos, pero sólo por unos minutos, cuando termina de realizar el ejercicio que le ha mandado la profesora vuelve a pensar en él.

Cuando acabó la clase va rápida y veloz al piso, enciende su ordenador y allí estaba él, Eli lo saluda, su respuesta no tarda en llegar y Eli empieza a temblar cada vez mas.

- ¿Qué me pongo? ¿Qué me pongo?, le dije que llevaría algo rosa, pero es que no me gusta como se me queda la camiseta y para colmo ahora me dice que me arregle, dice Eli.

Al final desobedece y opta por ponerse una camiseta que no es rosa ¿y si se enfada conmigo? Bueno no creo, murmura Eli mientras se mira en el espejo y se suelta su pelo rubio de la coleta y se da un ligero toque de gloss en sus labios rositas.

Ha llegado la hora de salir, Eli está tan nerviosa que apenas puede andar, sabe donde se está metiendo, sabe que con este chico le espera un mundo lleno de oscuridad, un mundo sin sombras, un mundo diferente al que hasta ahora ha vivido con los demás chicos. Lo tengo claro, es mi mundo y es lo que quiero, dice Eli mientras se dirige al sitio donde ha quedado con él.

Eli va llegando al sitio y ve al chico de lejos, allí estaba él, vestido con camisa amarilla y vaqueros. Eli le dice:

¡¡Hola!! Él también la saluda, se dan dos besos y acto seguido van a tomar un tentempié a una cafetería cercana, Eli va temblando de los nervios que lleva encima, el chico parece darse cuenta y ella pone como excusa el frío mañanero que hace.

Llegan a la terracita, Eli como siempre toma una coca cola Light, es una chica sana y solo la idea de poder llegar a engordar la aterroriza, el chico se toma un café, ambos charlan y charlan, pero Eli sigue nerviosa, ese chico tiene algo que la inquieta, algo en la mirada, o tal vez algo en la voz, a simple vista parece un muy buen chico, simpático, encantador, para nada tiene la imagen del amo sádico y agresivo que Eli llevaba en mente, pero aún el nerviosismo no quiere salir del cuerpo de Eli, van hablando, ella le cuenta de sus estudios, de su familia, y él igual, le habla de su trabajo e intenta hacer que Eli esté tranquila, poco a poco, ella se va relajando, se va sintiendo más en confianza con el chico e incluso se siente algo excitada y curiosa.

¿Como será este chico como Dominante? El sólo imaginarlo en modo autoritario dándole una orden eriza hasta el último poro de la piel de Eli.

Eli intenta que no se le note la excitación y la curiosidad en la mirada, así que intenta pensar en otra cosa, pero ambos están demasiado cerca y pensar en otra cosa resulta casi imposible. ¿De verdad será este chico capaz de azotarme y ser “malo” conmigo? Uff con lo tierno que parece, piensa Eli...

Eli no puede evitar reírse al pensar en el chico azotándola. Sé que cuando me azote no me reiré tanto, pero ahora no puede evitarlo, piensa la chica mientras bebe de su coca cola.

Pero en el fondo a Eli le gusta sentirse así, le gusta sentir que la dominen, deberse y someterse a un Señor, mira a los ojos al chico y vuelve a sentir ese escalofrío intenso. Me mola este chico para someterme a él, es perfecto y si encima me cuida y me protege ¿Qué mas puedo pedir?

El chico sigue hablándole a Eli, sigue intentando que se sienta cómoda y hacerla reír y lo consigue, poco a poco logra que se sienta total y completamente cómoda y en confianza, algo esencial para ella.


Llega el momento de despedirse, pero ninguno de los dos quiere hacerlo, ambos quieren más, sobretodo Eli que se va a casa con la mente llena de perversiones, de ideas, y de interrogantes de todo tipo, va a ser la primera vez que se someta en serio a alguien, a un Amo y Señor de verdad, quiere olvidarse de todo, quiere ser capaz de olvidar la noción de lugar, tiempo y espacio, solo piensa en obedecer a su señor, tenerlo contento y también hay que decirlo picarlo y enfadarlo un poco, así es Eli, juguetona y de vez en cuando pues le gusta jugar con fuego hasta el punto de casi llegar a quemarse, pero cuando está a puntísimo de quemarse, una sola mirada de sus grandes y brillantes ojos verdes lo arregla todo.

¿Funcionara con este chico? ¿Qué pasará en la primera sesión que tenga con este chico? ¿Se transformará? ¿Que me hará? piensa Eli, hasta ahora acostumbrada al sexo normal y corriente

Pero a partir de ahora esto va a cambiar, este mundo como decíamos al principio no es un mundo de rosas y corazones, es un mundo peculiar, oscuro, tétrico, misterioso donde muy pocos se atreven a entrar.




Relato por: Darkbondage.

miércoles, 15 de enero de 2014

A la espera.


El tiempo es una larga espera,
que en su momento nos traerá su recompensa...


Mi cuerpo impaciente te espera,
torbellino de sensaciones lo inundan.
El deseo quema mi piel...


domingo, 12 de enero de 2014

La gente que me gusta.

Me gusta la gente que vibra, que no hay
que empujarla, que no hay que decirle
que haga las cosas, sino que sabe lo que
hay que hacer y lo hace.

 La gente que
cultiva sus sueños hasta que esos sueños
se apoderan de su propia realidad.
Me gusta la gente con capacidad para
asumir las consecuencias de sus acciones.

Me gusta la gente capaz de criticarme
constructivamente y de frente, pero sin
lastimarme ni herirme.

Mario Benedetti.


jueves, 2 de enero de 2014

Una canción de mi regalo de reyes.(Papel secante, extremoduro)

Atraviesa ya
la cortina gris
deja de pensar
nunca estás aquí.
Encuéntrame al salir de tus juegos de azar
empiézate a reir y dame de fumar
y en mi corazón no busques nunca una razón
sólo de vivir siempre fuera de control.
Y acompáñame si quieres hacer que me sienta bien
y ponte del revés si quieres hacer que te sienta bien.
Me sube y me siento encima de las nubes
me cuentan que tienes ganas de tormenta
qué importa si las noches se nos hacen cortas
me mira y hasta las palabras se me olvidan.
Y cuando sale, el sol, empieza a bailar
y cuando ríe, el mundo entero me da igual.
Y al despertar se acabo la primavera
y al día siguiente la cabeza no me deja de girar,
repetiremos un sábado cualquiera
nos hablarán las estrellas en cualquier lugar.