viernes, 30 de agosto de 2013

raquel, IV y V.

IV

Algo estaba ya escrito:
mi madre es canaria y lloraba por ti
cada mañana,
cuando algo le acercaba
a tu desdicha,
que también fue la suya.

Mi infancia fue canaria.
Veranos en Vegueta
y días en la playa
acumulando salitre volcánico.

Así era fácil
que escuchara tu historia
de niña casi huérfana, invisible
ángel expulsado del paraíso
con sólo doce años.
¡Dios, cuánto dolor debiste sentir!
¿Dónde estaba yo entonces?


V

Las noches no conocían las horas.
Sólo eran el preludio
de los días que pasaban veloces
y de más noches que aún llegarían.
Queríamos comernos cada instante
porque ambos sabíamos
que en cualquier momento nos volvería
la razón: a ti o a mí. Enero fue un mes frío,
y la falta de sueño
nos iba devorando.
Las palabras llegaban a deshoras.
Todo era tan distinto
de lo que ya conocíamos
que parecíamos adolescentes
reconociendo el mundo,
y yo tenía ya cuarenta años,
y tú tan sólo veinticuatro.
¿Quién era el desfasado?

La luna está preciosa.
Te dejo en ella un beso
directo al corazón.
Por cierto, ¿dónde están las islas Fiji?
¿En mis pechos, señor?


Aklan.

amanecer85


"Una sola mirada bastará para hablar sin palabras"


"La belleza y la levedad de mis alas acariciando mi piel"

Tio-Duro a través del espejo.





Puedo ponerme cursi y decir que tus labios, me saben igual que los labios que beso en mis sueños, puedo ponerme triste y decir que me basta con ser tu enemigo, tu todo, tu esclavo, tu fiebre tu dueño y si quieres también puedo ser tu estación y tu tren, tu mal y tu bien, tu pan y tu vino, tu pecado tu Dios tu asesino, o tal vez esa sombra que se tumba a tu lado en la alfombra, a la orilla de la chimenea a esperar que suba la marea.

Puedo ponerme humilde y decir que no soy el mejor, que me falta valor para atarte a mi cama, puedo ponerme digno y decir toma mi dirección, cuando te hartes de amores baratos, de un rato me llamas y si quieres también puedo ser tu trapecio y tu red, tu adiós y tu ven, tu manta y tu frío, tu resaca, tu lunes, tu hastío, o tal vez esa sombra que se tumba a tu lado en la alfombra, a la orilla de la chimenea a esperar que suba la marea. O tal vez ese viento que te arranca del aburrimiento y te deja abrazada a una duda, en mitad de la calle y desnuda. O tal vez esa sombra que se tumba a tu lado en la alfombra a la orilla de la chimenea a esperar...


Teddy de amanecer85


raquel, III.


He acabado aquí por mí mismo.
Eso es todo. Nadie más es culpable.
Ni los siglos de educación estúpida,
ni los libros que ya había leído
antes de conocerte,
ni todas las historias
que te contaba
para engañarte y atraerte al mundo,
ni el semen que manaba de mis manos.
Ni tan siquiera tú eras culpable
cuando me hiciste creer que eras mía,
la costilla que falta;
el líquido amniótico
donde todos creemos que somos felices;
el vínculo escogido; el principio;
mi luz en cada noche;
la luna de Aklan;
los restos de una vida que no es vida;
la música que suena en mi contestador:

“pensando cada día, cada noche
pensando en ti.
Caminando, mi cesta llena de moras,
son para ti.”

Y ahora sé que sólo poseo un nombre.
Es hora de decirlo: sólo un nombre
y fotos, en las que posabas para los otros
mostrándome tu cuerpo,
pensando en enviármelas.
Sólo un nombre y los textos que escribías
y después me leías, y las fotos
y tu voz, la voz que habita mis sueños.

Aklan.

jueves, 29 de agosto de 2013

Fiesta BDSM Córdoba.



Fecha: próximo viernes 30 de agosto.

Lugar de encuentro: cafetería Versus. Avd. del aeropuerto Nº12.
Hora: 21.30h.

Fiesta: en una casa privada, con piscina, se hará una barbacoa. Con sitio para dormir quien lo necesite. Es una fiesta intima, no mayoritaria. Confirmados somos doce, de momento.

Contacto e-mail:  parsifal78@hotmail.es
Contacto IRC: _El_Principito_
Tlf: por privado.


miércoles, 28 de agosto de 2013

raquel, II.

Hubo un tiempo en que quise describirla,
quise contarlo todo
con palabras corrientes y no pude.
Nada estuvo a su altura,
ni una palabra mía
llegó a estar a su altura.
No podía explicar lo que pasó.
He soñado con todas las palabras que dijo.

Vivimos en un mundo de palabras.
Mi semen nunca fue tan puro.

Nada fue tan hermoso y no fue nada
más que un año de insomnio y de locura.
Su madre falleció un mes de mayo
cuando ella tenía doce años.
Siempre supe que ahí empezó todo,
con su alma invisible,
con las manos escritas con silencios
y el cuerpo roto,
varado en una playa de La Palma,
mirándose hacia dentro,
donde no quedaba más cielo que sus ojos.
Siempre supe que ahí empezó todo.

Cuando volvía a casa
su voz y sus palabras me esperaban
en cualquier sitio,
asomadas al ventanal
que daba al monte San Ginés,
en el contestador, mirando al sur
o en las hojas amontonadas del calendario
(marcaba con un círculo los días
que escuchaba su voz).

Planté un huerto para ella.
Puse un columpio en nuestro pino.
Por ella di cobijo
a animales y hombres que acudían
a mi casa a conocer nuestra historia.
Venían famélicos, hambrientos de desdichas.
Yo los alimentaba.
Fumaban unos puros de La Palma,
en los que adivinaba
el olor de sus muslos;
me hacían compañía
y se iban, dejándome agotado.

Gracias por el sudor, que era cierto.
Gracias por el cansancio, que era cierto.
Me salieron ojeras y eran ciertas.
Gracias por las ojeras,
violetas asesinas,
el signo de los tiempos
dibujado en mi cara.

Aklan.

lunes, 26 de agosto de 2013

raquel, I.

Y todo se quedó en este aullido.

Ni hubo besos, ni azotes, ni caricias,
sólo este aullido;
ni hubo más semen
que el semen que salió de nuestras manos,
ni más caricias que su voz,
ni más azotes
que las negras embestidas del tiempo.

Y todo se quedó en este aullido,
esta fuga del mundo,
esta turbia mentira,
el recuerdo de tu turbia melena rojiza.
No me preguntéis por qué creo.
No encuentro la razón.
No existe una razón.
Vivimos al otro lado del tiempo,
sobre nuestras cenizas, falleciendo
y renaciendo cada noche, enjabonándonos,
cada mañana,
para estar presentables ante el mundo
y disimular las ojeras,
violetas asesinas.

Aklan.

viernes, 23 de agosto de 2013

Historias Prohibidas #003#

De un tirón de pelo, me saco de ese estado de placer en el que estaba sumergida. ¿Sabes contar? Parpadee un par de veces y afirme confusa...

Comenzó a azotarme y entre azote y azote, caricias para despistarme. Intentaba concentrarme en cuántos azotes llevaba, aunque me liaba…

Entraba y salía de mí a una velocidad de vértigo. No podía contar así, no estaba segura por cuál iba, solo deseaba que siguiese…


Que sus manos no parasen de acariciarme, que sus dedos no dejasen de entrar y salir de mí y por supuesto que no cesaran sus azotes…

No se me ocurría otro lugar mejor que envuelta en él. Todo lo que me hacía sentir, ese placer que llega a desbordarte, a superarte…

Se detuvo, mis gemidos cesaron y mi respiración volvía a la calma. Temblaba a punto de ponerme a llorar porque había parado…


Con un fuerte tirón de pelo y su boca a escasos centímetros de la mía me preguntó cuántos iban.
-Nueve.
Conteste sin estar muy segura...

Pasaron unos minutos,tal vez menos,hasta que acariciándome el pelo me dijo.
-Buena chica.
Menos mal, no sé cómo,pero llevaba bien la cuenta.

Retomó los azotes, más fuertes esta vez, más intensos, placenteros y dolorosos. Seguía contándolos mentalmente o al menos lo intentaba…

Esos dedos que no cesaban de entrar y salir de mí. Estaba a punto de irme. No duraría mucho más. Él lo notaba…



En un abrir y cerrar de ojos, lo tenía encima, follándome con la brutalidad que tanto ansiaba y necesitaba. Lo deseaba así.

No tarde mucho en dejar que el orgasmo me sumergiera en el placer, que sólo él sabía darme y proporcionarme sin esfuerzos…

Él no tardó mucho en llegar al suyo y derrumbarse entre mis brazos. Y entre risas y caricias nuestros pulsos se apaciguaron…

Sobre él, entre sus brazos, sintiéndome completa, notaba como el sueño se apoderaba de mí. Con unos de sus dedos en mi mentón…


Me levanto la cara, haciendo que lo mirase. En su boca una sonrisa.
-¿Cuántos han sido?
-Veintitrés.
-Duerme pequeña.



El camino hacia ti.


La soledad me envolvía en esta etapa que mi vida que estaba recorriendo, el sueño o la ilusión que rondaban mi mente y que esperaba. Era el momento en el que tú, asomaras en mi vida, para llenarla por completo, haciéndola vibrar con la fuerza de tu entrega, con la ternura e inspiración con la que juntos viajaremos por la senda que recorro. Mientras los días y horas transcurren, deseando a modo de una suave brisa de aire cuando acaricia los pétalos de una rosa, transcurra nuestro encuentro. Mi reflexión me acercaba a ti, percibiendo que lentamente se avecinaba el momento, nuestros caminos de la vida entrelazarían. Nuestro  destino fijado y  señalado en el firmamento.

La espera en cierto modo transcurre lentamente, ambos percibiendo nuestro trance, aprovechando tal circunstancia para emprender unidos el nuevo paseo por la vereda de nuestro destino. Teniendo ambos la energía, alegría y fuerza del otro, envolviéndonos en nuestro interior. Nuestro henchimiento con el preámbulo de tu entrega y la apertura de mi corazón, para recibir tal ofrenda desencadenante del regocijo de ambos.

Las olas del mar destellando en tus ojos, como el brillo de tus ojos el cual asemejándose al del astro rey, alumbrando nuestro nuevo proyecto. Dicha iluminación creciendo al paso del tiempo, debido a la plenitud experimentada con la entrega y aceptación de ambos anhelos, originando el vibrar y temblar de tu cuerpo, surgiendo un ser formado por dos.

Sentada en el suelo expectante de mis caricias o de mis castigos, tus labios sonriendo plácidamente, de igual forma el brillo de tus ojos aumentando con la caricia mi aliento. Recorriendo tu cuerpo, desde tus ojos pasando por tus labios, acercándose poco a poco hasta tus pechos, llegando hasta los rincones más inhóspitos a través de tu suave, tersa y resbaladiza piel. La humedad asomando por los poros de su piel, debido al sudor y a las  gotas de lluvia deslizándose, originado en tu larga melena, para después recorrer todos los rincones de tu resplandeciente belleza. Extinguiendo la ansiedad por los dos, experimentada en el instante que nuestras miradas se cruzaron. Convertido en el guía que abriendo paso para que tus largas y perfectas piernas, las cuales posándose en el camino abierto solamente para tu entrega ocasionando en mí un deleite indescriptible, entrelazados transformándonos en un solo caudal que nos llevaría al río, siguiendo su recorrido hasta un mar completamente azulado. 


El firmamento azulado destacando su transparencia, sobre la verde hierba de la pradera, destacando la excelencia de tu cuerpo, casi desnudo y tumbado plácidamente. Mi mirada observando el esplendor de tu cuerpo, tu aroma impregnándose en el mío, reteniéndote  al alcance de mis manos, asomando en ti el deseo de ser poseída con desenfreno, ansia y goce de para mi disfrute. Mis manos situadas, para acariciar o castigar, la exquisitez de ese talle, dispuesto a mis deseos, originando un éxtasis tan profundo ocasionando ese vínculo especial entre nosotros.

Le besé y el brillo de sus ojos se realzó, ampliando su sonrisa, acoplando ambos cuerpos observando su  enervación, escuchando sus cada vez más agitados gemidos. Evidenciando un  inmenso placer manifestado en forma de suspiros, únicos sonidos o ecos percibidos en  la verde pradera, apagando el piar de los pájaros, el recorrido del agua entre las hierbas, incluso la suave brizna de aire que acariciando nuestros cuerpos soplaba, con sus gemidos de placer. Un pétalo de rosa acariciando sus partes más receptivas, ocasionaba en su abierto corazón, causando estremecimientos, semejantes a los ocasionados por un volcán de placer emitidos por su interior más escondido, originados por el motor de su cuerpo.

El placer más sublime, brotaba de manera visible siendo contemplado por mi mirada tan fijada en su hermosura, deseando no perder las sensaciones ocasionadas en el más íntimo rincón, escondida en semejante belleza interiormente. Mis manos posadas en su piel, acariciando lentamente sintiendo su erizamiento a su paso, su respiración se agitaba, sus pechos se movían al ritmo de su jadeo, los dedos pellizcando sus pezones, siendo balanceados y oscilados en forma del péndulo de un reloj. Retorcidos  y  causando cierto dolor, que se plasmaba brotando como gemidos de placer de sus bellos y carnosos labios.

Mi lengua y mis labios recorriendo a la misma vez que mis dientes mordían desde su fruncida frente, originando sin poder evitar el escalofrío placentero  su  cuerpo. Bajando por los surcos que abrían las gotas de humedad que en su piel asomaban, marcando el camino a sus dulces labios que aprisionaba mi boca. Mordisqueando sus labios,  mi lengua en el interior de su boca, entrelazándose ambas estallando y originado el encendido, hacia el goce infinito estallando con el efecto del placer de ambos. Saciada la sed de sus labios descendiendo lentamente por los surcos de su hermosa piel mientras se agitaba cada vez más ostentosamente.

Alcanzando dos pequeñas colinas que formaban sus pechos, rematados por sus pezones realzados en forma de duros picos, lamiéndolos entrelazando con pequeñas dentelladas, causan en su cuerpo movimientos visiblemente ostentosos a esas alturas. Continuo las vías que tu cuerpo marca, mis besos descienden con lentitud exasperada, de forma que las sensaciones que ocasionadas en ti son tan diversas como inenarrables, con pequeños mordiscos causando el enrojecimiento de tu piel, debido al paso mis labios.


Reanudando la ruta suavemente hasta la cueva húmeda de tu sexo, adornada en su parte superior por el clítoris, asomando entre los labios la humedad producida por todos los placeres formados en tu interior, en la parte que a modo de motor producía todo tu sentir. Unidos y entrelazados ambos cuerpos, introduciendo mi miembro en tu sexo abierta a modo de gruta, para que la explosión del deleite culmine en nosotros, llenando el espacio de suspiros y gemidos que emitidos desde nuestro goce. Sintiendo la culminación de la ansiada entrega obtenida por tu parte mientras mis brazos rodeándote con suma ternura y cariño. Acepto tu entrega en la misma forma que te abandonas, iniciando el camino que ambos tanto ansiamos. 

Sr_Iriondo.

jueves, 22 de agosto de 2013

Novedades....

    Vista la poca aceptación del chat (un poco rollo la verdad) que integré en el blog, he decidido sustituirlo por una ventanita en la que figuran los Tweets que se van enviando a @andaluciaBDSM.
    De esa forma los que no usan Twitter podrán cotillear un poquillo sin salir del blog. También es posible acceder directamente desde dicho lugar a esa red social.
     Mis agradecimientos a noe (la discreta)  y a Ovejito (que no se escribe así :-)) por su esfuerzo tuiteando con dedos húmedos to lo que pueden.
     Saludos a nuestra enferma _luna__ pa que se recupere y recuerde que ya estamos mayorcitos tos como pa hacer tanta gimnasia, y a la flava que le voy a decir.... que estoy ansioso por que nos vayamos de vacaciones :-)

Historias Prohibidas #001#


En los rincones más recónditos de mi cuerpo algo que no supe nombrar comenzó a vibrar al sentir la cera sobre mi suave piel. 

Se derramaba en gemidos desde mi garganta, erizaba mis sensibles pezones y contraía mi sexo haciéndolo algo húmedo, vibrante, independiente. 

Las ataduras me retenían de pies y manos mientras mi cuerpo se removía en una incongruente mezcla de dolor y deseo. 

En una indefinible fracción de tiempo sólo pude sentir un anhelo brutal de más de aquellas desbordantes sensaciones que tu mano me brindaba. 


Entonces tu fusta quebró aquella segunda piel enrojeciendo un poco más mis pechos y castigando mis sensibles pezones, mi húmedo sexo. 

El tiempo abstracto y prófugo se fue de vacaciones junto a mi respiración, tus dedos dentro de mi marcaban un ritmo que no pude seguir. 

Y al borde del orgasmo liberaste la venda dejando mi agitado sentir expuesto en mi mirada, para tu deleite mientras te sentabas a fumar. 


Mi cuerpo temblaba, fue el cigarro más largo de la historia. En un abrir y cerrar de ojos ya libres, me sentí engañada por tu siguiente paso. 

Apoyada sobre mis rodillas y mis manos, comenzaste a follarme. Presa de tus manos, una enredada en mi pelo y la otra azotando el ritmo. 

Aquella montaña rusa sin fin subió hasta lo más alto para caer en picado en el orgasmo más largo y glorioso de mi vida. 


Decidiste llenarme de ti utilizando mi culito, que agradecido o confuso te acogió hasta que sólo pude aferrarme a la sábana y morir contigo. 

La muerte más dulce, entre tus brazos, extasiada yo, y tu endiosado acariciando con ternura los cabellos de la musa de tu oscuro sentir. 

Tuya, tu juguete, tu dulce y sumisa muñeca, tu infinidad escrita en mi entrega, por siempre.


Nueva Sección "Historias Prohibidas".


Historias prohibidas, una serie de microrelatos independientes que en conjunto pueden componer encuentros donde la lujuria, el morbo, el romanticismo, y el bdsm atrapan al lector en un viaje hacia sus más profundos deseos. Sección de twitter de nuestros escritores de @AndaluciaBDSM donde nuestros seguidores pueden colaborar aportando nuevas ideas para su continuidad mediante mensajes privados o comentarios desde este mismo apartado, no olvidéis retwitteadla, compartirla y sobre todo disfrutarla. 


Esperamos que os guste. 

lunes, 19 de agosto de 2013

Mujer sumisa, alma de esclava.


Ser sumisa es una naturaleza, una condición innata, no aprendida.
La sumisa no es solo sexo, pero si es toda belleza,
esa belleza que refleja el alma entregada de una mujer
que adora a su Dueño, que vive por y para El y al que
regala todo su ser,  de la forma mas altruista que puede existir.

La sumisa sabe muy bien que es y lo que desea,
es el complemento perfecto para su Amo
y desea ver en El al hombre mas feliz del mundo
y al mas orgulloso de su propiedad.
Siempre desafiando la imaginación de su Señor,
y aceptando con la misma honestidad las recompensas,
como los castigos,
porque sabe que no hay crecimiento sin dolor,
ni libertad sin lucha interior.

Cuando encuentras la persona adecuada se aloja en tu mente,
y solo piensas en ella,
tienes una necesidad increíble de estar a Sus pies,
de complacerle, de satisfacerle, de superarte día a día,
para alcanzar la perfección que El desea ver en ti.
Sin El existes, con El vives.

Estar a Sus pies, es mi trono,
servirle mi privilegio,
complacerle, mi dicha,
que sus ojos me miren, mi felicidad.
Mi Amo me sacia y refresca, me da vida,
y a medida que va pasando el tiempo, mas lo deseo y necesito.

La sumisa fluye imparablemente y crea una cascada misteriosa
cuyos secretos solo puede descifrar su Rey,
porque solo El la conoce para poder saber cuales son sus necesidades
en cada momento, cuales son sus dudas, cuales las lecciones a aprender
y cuales las ya aprendidas.
Como debe ser recompensada y como debe ser castigada.
La sumisa no se hace, nace. Aunque se perfecciona con el tiempo
y se hace semejante a su Dueño.
Ser sumisa es una condición mental no física.

La sumisa es una metáfora, es luz en la oscuridad, es entrega infinita,
es un ser extraño y bondadoso
humilde y honesto,
siempre sincera y fiel al único hombre que alumbrara su vida.

Una mujer con alma de sumisa, siempre esta arrodillada
a los pies de ese hombre, raro, extraño, de-mente
incluso a veces perverso y sádico,
que ha sacado de ella todo lo que llevaba dentro
y que ninguna otra persona podría ni siquiera percibir.
Y que además se siente orgulloso de lo que ella le ofrece , de lo que es,
de lo que muestra, de lo que jamas puede esconderle.


Derribar mis limites amplia tu sonrisa y provoca tu satisfacción,
sabes que mi carácter, mi entrega y mi firmeza crecen
cada vez que avanzamos en algún reto.
Solo Tu eres capaz de disipar un mal día con solo una caricia.
Puedes leer mi mente como en un libro abierto,
en cambio yo nunca se por donde vas a salir
o que vas a hacer conmigo.

Mi placer, mi dolor y  yo te pertenecemos,
tomas de mi cuando deseas y a tu elección cuando te viene en gana.
 Confió en que lo que pueda darte y entregarte sea suficiente. Si no es así, enseñame, por favor...
Hay veces que tus palabras impactan, y entonces solo consigo
tragar saliva con dificultad y permanecer en silencio.
Terminar entre tus brazos, pegadita a Ti, sintiéndote realizado y tranquilo
abrazándome muy fuerte, mientras susurras a mi oído
todo lo que soy para ti.

Para mi todo se reduce a El, su olor, su voz, su mirada, su sabor, su deseo, su demanda...
Mi universo es todo lo que me hace vivir, y mi astro rey, por supuesto El.


flava. Todo lo que soy lo soy a Tu lado, todo lo que necesites lo tendrás en mi, todo lo que me has hecho sentir a Tus pies es lo que soy.

( Gracias a mis niñas preciosas, sin su ayuda a veces seria todo mucho mas difícil, un besote muy fuerte para helel, para anthia y para mi peque moon)




evil_ina




Administradorr




Basta el instante
de un cerrar de ojos
para hacer 
de un hombre pacífico 
un guerrero.


jueves, 15 de agosto de 2013

Deseo y esperanza de una ilusión.


En la lejanía se observa el brillo de tus ojos que indican el destino a recorrer para llegar a esa meta, la sonrisa de tus labios marca el camino a seguir para que nuestros cuerpos se rocen y se unan en un complemento único, pero hay que ir paso a paso por que las prisas pueden llevarnos a errores o a equivocarnos, el máximo esplendor del aura se produce cuando nuestros cuerpos chocan el uno contra el otro de forma a veces intempestiva, otras de forma premeditada y otras de forma armoniosa y apasionada.

Nuestros labios se unen, muerdo los tuyos de una forma rabiosa, con cariño y de necesidad de tomar y saborear tu néctar delicioso que sobresale de tu boca, para terminar mezclándose en mi interior, haciendo que ese néctar sepa a la felicidad que sentimos al estar unidos ambos, formando una sola persona.

Tus senos se endurecen, a la vez que tus pezones se amontonan en un pequeño montículo formando una especie de pequeña montaña, que demuestra el placer que sientes, mientras tu cuerpo tiembla y tu piel se eriza, debido al escalofrió que recorre todo tu cuerpo al rozar nuestros cuerpos y sentir que me perteneces, pero que esa entrega supone para ti el mayor de los regalos que te ha otorgado la vida, mientras que para mi supone el tesoro más preciado recibido. Eres mi vida, mi inspiración y mi ilusión, eres el aire que llena mis pulmones y limpia mi cuerpo de todo malestar y lo cura, mientras me sirves y me complaces con toda la sonrisa que llena tus labios y tus ojos brillan de la felicidad que llena tu vida, tu cuerpo y tu alma.


Qué hacer para que aparezcas en mi vida y la llenes por completo, para que metas ilusión en la misma, para que hagas que mi cuerpo y mi alma se sientan vivos y con ganas de disfrutar de tu entrega, qué hacer para que tu alegría se meta en mis venas para que lo llenen de vida, y que en vez de la sangre, tu entrega, sea la que recorra mis arterias y sean las que produzcan que mi vida sea tal y como imagino en mi mente. El tiempo se nos pasa y recorre día a día nuestras vidas esperando encontrarse para que dos cuerpos con la piel llena de deseo se encuentren y se acaricien, mientras el uno se acopla en el otro, formando uno solo que recorran el camino de la dominación y la entrega, paso a paso uniendo las huellas de los pasos en uno solo. 

Esa será nuestra meta el día que nos encontremos y que nos unamos para recorrer el paso de los días, llenando nuestros cuerpos, almas y mentes juntos, la una entregando toda su inspiración y deseo de entrega y el otro aceptando esa entrega y ese placer, para que ambos nos sintamos complacidos con la labor que hacemos cada uno en la relación que nos conduce a la felicidad, te espero, te ansió y te deseo, espero el día que llegue para que nos conozcamos y nos encontremos, cuando el destino haya decidido que lo hagamos.

Sr_Iriondo.



miércoles, 14 de agosto de 2013

Atlántico1960

Como siempre un placer... Bienvenida en armonia.



Otra de tuits.

ü  Solo Usted consigue agachar mi mirada con solo posar sus ardientes ojos sobre los míos. pic.twitter.com/edvN6vJmh1

ü  Como una segunda piel el color que mejor luce en ella hoy serán las fibras de esta cuerda que con paciencia ato. pic.twitter.com/WePJxUt6KK

ü  Decir lo siento, 10% palabras, 90 % humildad, sometimiento y arrepentimiento. pic.twitter.com/VpgrZWKEgv

ü  Deshumanizada por su mano, cuidada bajo su atenta mirada, guau Amo. pic.twitter.com/86C0P7eCob

ü Recuerdo ese momento mágico en el que me calló la boca, sobre todo al ver esos labios rojos esbozar una sonrisa de superioridad.

ü Contigo desarrollé un vicio secreto por apostar, comencé apostando con ansias de desnudarte y terminé cogiéndole el gusto a perder.

ü Prohibido bajar las manos del teclado chicos... http://vimeo.com/37254239
 
ü El placer de esperarle, recoger su chaqueta y doblarla, aflojar el nudo de la corbata, descalzarle y acomodarle. pic.twitter.com/1o0YqxDS4f

ü Llévame a ese mundo increíble, donde viven tus besos ardientes, tú pasión única e irresistible y tus deseos impacientes pic.twitter.com/aV9CZryJ8k

ü En esta posición de silencioso y cegado rezo el tiempo discurre mientras adoro Su manera de hacerme Suya. pic.twitter.com/ErQaRtfQuA

ü -Sobre el escritorio perra- Ella se aferró a él sabiendo que cuando se sentara su culo no olvidaría su error. pic.twitter.com/N4eOMloBi9

ü Mi sitio preferido, el único lugar donde encuentro la paz y la felicidad. pic.twitter.com/XiME3nTlEY

ü Quédate quieta, no te muevas... Le dijo El a ella mientras se sentaba a mirarla fumando un cigarrillo deleitándose. pic.twitter.com/Tf5zeFWY8C

ü Nada de miradas desafiantes, las miradas desafiantes me las como... pic.twitter.com/GIlH2ZPj7J

ü No sufras mi dulce perra... desahógate conmigo, sabes que soy tu Amo, y tu mejor amigo, la persona que más te quiere. pic.twitter.com/kwxT5QLxLC

Y el titular del misterio-fotos es.... Tio-Duro

Pues este es el dueño de las anteriores fotos....



martes, 13 de agosto de 2013

Una nueva sesión de sensaciones.

Las ordenes fueron muy claras:
- Llegarás sobre las cuatro, vendrás totalmente depilada, hoy si quiero algo de ropa interior, unas braguitas de un color llamativo, solo eso, un vestido suelto, vaporoso. No traerás nada de maquillaje, y de calzado unas sandalias planas que dejen casi todo tu pie al descubierto, uñas de pies y manos esmaltadas en color a juego con la braga que elijas.

- Si Amo, así será.- Solo eso acerté a contestar.

Me puse un poco nerviosa solo me quedaban dos horas para llegar a su casa, y si contaba que necesitaba una de camino, solo me restaba una hora para poder arreglarme y buscar el atuendo adecuado.
Subí a mi cuarto y nada mas abrir el cajón de la lencería, vi esas braguitas rosa fucsia con la parte trasera toda de encaje, pensé, uff nunca me las he puesto, tiene que haber un motivo por el que nunca las haya usado, y solo lo sabré cuando me las vuelva a poner. Así que las cogí y las puse sobre la cama. Entrar en el vestidor es casi peor que entrar en un campo de batalla jo, me reproche ser tan sumamente desordenada, no tenia tiempo y no veía ningún vestido parecido a lo que El me había pedido, nada, imposible, cerré la puerta con rabia, y apoye mi espalda contra ella, cerré los ojos y pensé -Oh Dios, no tengo nada así y menos de color-, empezaba a desesperarame cuando vi la luz.
Hacia dos días había comprado un vestido para regalárselo a una amiga, corrí escaleras abajo y allí estaba el paquetito sobre la mesa del ordenador. Quité el papel de un tirón y lo miré, claro que si, esto era lo que necesitaba. Las sandalias estaban controladas,  sin pensarlo mas que corriendo para el baño.

Menos mal, que aunque no este con El siempre conservo la costumbre de permanecer totalmente depilada, a no ser que tenga otras ordenes, el baño fue rapidísimo, el esmalte de las uñas a una velocidad increíble, de esos de secado rápido, porque si no imposible, y ale las braguitas, ya sabia porque no las había estrenado, por mucho que parecieran bragas, eran unas jodidas tangas jo. Bueno se quedan , no tengo tiempo de buscar más. Me puse el vestido, que por cierto me gustó como quedaba y las sandalias me las iba metiendo mientras bajaba las escaleras.

Al pasar por el espejo de entrada me miré y mas o menos esto fue lo que vi.


 Uff, que tarde, corriendo para el coche, menos mal no lo tenia en el garaje sino en la puerta de casa, arranque el motor, puse a extremo y a hacer unos pocos de kms, camino a mi lugar preferido, mi Amo, ese es mi lugar favorito.

Lo bueno de que estemos un poco lejos es que el paisaje es precioso, pensé que en verano no lo seria, pero tiene un encanto especial, y con esa visión y ese musicote, y por supuesto que me encanta conducir, fui disfrutando de la conducción y de aquel agradable recorrido.

Miré el reloj, jo las cuatro y cinco , estaba subiendo las escaleras y ya se habían pasado cinco minutos de mi hora de llegada, bueno tenia que entenderlo no podía llegar antes.
Toqué al timbre, las cuatro y ocho minutos, suspire, no abría, subí la mano para volver a tocar cuando me di cuenta que la puerta estaba abierta, empujé y entre.
Pase al salón pero me quede justo a la entrada, todo estaba oscuro y silencioso.

Quieta, afinando mis sentidos, cuando me llegó el olor a tabaco mezclado con su perfume, y su voz sonó suave:

- Ocho minutos tarde.
- Lo siento Amo no he podido correr más.
- Bien no pasa nada, ven aquí, acercate a mi.

Estaba sentado en su sillón, me situé justo delante suya, de pie entre sus piernas, entonces sus manos empezaron a tocar todo mi cuerpo, sobre el vestido. Después bajo el vestido, durante un ratito.
Mi sexo se mojaba y ardía, pero yo permanecia allí plantada sin hacer ni un solo movimiento, sin que de mi saliera ni un solo sonido.

- Arrodillate.

Cuando lo hice el sacó mi vestido, y aun a oscuras, manoseo mis pechos, firmes y preparados para sus juegos.
Acto seguido encendió la pequeña luz auxiliar de la mesita. Entonces lo miré, uff como me gustaba este hombre, no llevaba nada que cubriera su pecho, solo vestía unos jeans de botones desabotonados del todo, me encantaba eso, y El por supuesto lo sabia.
Se levantó y me dijo:
- Sigueme vamos al dormitorio.
En el cuarto ya, susurró a mi oído.-Tumbate, quiero verte sobre mi cama.


Creo que le gusto lo que veía porque permaneció de pie mirándome por un largo espacio de tiempo,
yo no sabia si debía hacer algo,  me quede quietita, sin casi respirar.
Se sentó a los pies de la cama, y abrió mis piernas.





Acariciándolas desde los muslos hasta los dedos de los pies, una y otra vez, mirándolas, absorto, con la vista perdida en ese pequeño trozo de tela que tapaba mi sexo.
No se como lo hizo pero en segundos me giro y me quedé tumbada boca abajo.


- Veo que has acertado en la elección de la braga, me parece muy bonita sobre tu piel.
- Gracias Amo, siempre intento agradarte.
- Mmmmm, no recuerdo una vez que no lo hagas conseguido, siempre estas a la altura de lo que espero de ti.
- Eso es todo un halago, muchas gracias Amo.

Con otro movimiento preciso volvió a ponerme como estaba antes sobre su cama, dirigió su vista hacia una mesita que había en un rincón, al entrar no se me ocurrió mirar para ese lugar, pero ahora mi vista se centraba en esa mesita, unas cuerdas blancas de algodón, y unas pinzitas de colores, el cenicero y el paquete de tabaco junto al mechero, nada más , eso es todo lo que había sobre ella.

Mi Amo tendió la mano y cogió una de las cuerdas - Levanta las manos-, eso mismo hice yo levantarlas rectas sobre mi cuerpo, entonces El se inclinó sobre mi y ató mis manos al cabecero de forja de la cama. Vi como se deslizaba hasta quedar justo al lado de mis pies, - Abrelas todo lo que puedas voy a atarlos también- y por supuesto no lo dude, las abrí sin ni siquiera llegar a pensarlo. De manera automática.
Una vez atada se dirigió otra vez a la mesilla, y cogió tres pinzas.
- Esto va a doler un poco, pero se que a mi puta le va a encantar.
Yo no podía articular palabra,  lo miré fijamente, pero no dije nada.
Con sus manos diestras colocó una pinza de color naranja en mi pezón, de una forma rápida y mortal, uff un intenso dolor recorrió toda mi columna vertebral hasta instalarse en mi cerebro.
- Estas bien? Del 1 al 9 cuanto duele?
- Estoy bien Amo, pues yo diría que sobre 8.
- Bien que no supere ese nivel, si eso ocurre dímelo.
Asentí con la cabeza, sin dejar de mirarlo.
Otra pinzita amarilla jugueteaba entre sus dedos, ya sabia donde la iba a colocar y yo esperaba el momento en el que otro intenso dolor volviera a subir por mi columna para acomodarse en mi cerebro, y exactamente eso es lo que sucedió.
- Creo que no es necesario repetir lo del nivel, si llega a nueve tienes que avisarme putilla.
- Lo haré Amo.
Uff quedaba otra pinza, y El sonreía y miraba mi sexo, y yo pensaba, será capaz?
Pues fue capaz, agarró mi sexo con sus dedos muy fuerte y sin piedad ninguna la pinza quedó pellizcandolo e impidiendo la entrada a mi vagina, es decir sellándolo.
En mi mente se agolpaban palabras, no duele tanto jo, duelen muchisimo mas los de los pezones, porque pensé que dolería mas aquí? y porque todo el dolor de antes, se esta convirtiendo en placer?
debo estar enferma, no no estoy enferma, el dolor es placer, lo que soy es masoca jo, que no que no lo soy, solo me gustan algunas cosillas fuertes, nah que es igual lo que me haga este hombre, que sea lo que sea me va a gustar.
 El sonido de una cámara de fotos me saco de mis pensamientos, levanté la vista hacia El, no dejaba de hacerme fotos y  musicar elogios, - estas preciosa, se te ve tan linda, ufff me fascina verte tal como estas, tienes una imagen perfecta para incentivar mi imaginación. -




- Ahora hay que quitarlas puta, y eso si que será doloroso.
Yo encogí los hombros a modo de pregunta, Y eso porque?
- No te miento, veras como duele mucho mas.

Con su mano rodeo mi teta derecha y con la otra mano quitó la pinza.
Uffff me retorcí de dolor, - Quitamelas todas Amo, quitamelas todas por favor.
- Si tranquila te las voy a quitar, relajate.
Relajarme? como? el dolor de quitarlas era insoportable y me quedaban dos joder, relajarme?

Hizo lo mismo con mi otra teta, por favor, de donde salia tantísimo dolor. Y por último la de mi sexo, y yo preparada para muchisimo dolor, y no jo, esa no dolía como las otras esa era mucho mas llevadera.
Cuando El colocó otras vez las tres pincitas sobre la mesa yo respiré aliviada, pero no dejaba de mirarlas con fascinación, que poca cosa puede hacer sentir tantas sensaciones, y no solo eso, sino llevarme del dolor al placer mas intenso.
Y oigo de nuevo el clack de las fotos.


 Su risa vuelve a sonar, y le miro, y El me mira sonriendo, Sus ojos brillan,, esta radiante, realmente bello, y pienso - Ea así es mi Amo, un loco encantador.

Suelta la cámara de fotos y se deshace de sus jeans que empiezan a estorbar. Se tumba sobre mi en la cama, y desata mis manos, acariciando mis muñecas. Noto su dura erección sobre mi pubis, y mi cuerpo se pone en modo imán, quiero atraerlo hasta lo mas profundo de mi. Me besa, sigue besandome, me dejo besar.
Sin dejar de besarme coloca su polla justo a la entrada de mi coño y empuja , empuja con dureza, hasta dejarme clavada en El, me llena, me invade, me ha ganado otra batalla, El es el rey, El es quien decide, donde como y cuando, El es el Dueño, el Amo.